Abrir publicación

Gestión de ecosistema digital de la marca

Un ecosistema digital es un sistema socio-técnico inspirado en los ecosistemas naturales. Su funcionamiento se basa en las propiedades de autoorganización, escalabilidad y sostenibilidad para lograr un crecimiento en el tráfico a la página web de la empresa, más interacciones y fidelización de los usuarios y generar mayor cantidad de leads.

Hoy las marcas deben de estructurar su ecosistema de forma tal que permita alcanzar a sus potenciales clientes a través de diferentes herramientas. Una página web correcta sola no alcanza. Redes sociales con un buen diseño, tampoco.

Campañas orgánicas o pagas sin creación de leads, son un desperdicio de recursos.
La correcta estructuración de todos los recursos digitales alrededor de la marca, son fundamentales para alcanzar objetivos de posicionamiento como así también aquellos comerciales asociados a la empresa.

Página web, Facebook e Instagram como sus variables de Ads, Google Ads, contenido orgánico, un correcto CRM, LinkedIn, podcasts, deben estar alineados a la estrategia corporativa y además, ser medidos en su conjunto para entender el comportamiento de nuestros consumidores.

Pensar en una estrategia que contemple todos los puntos de contacto con nuestros públicos y optimizando los recursos con los que contamos, harán crecer nuestro ecosistema digital.

Autor: Pato Retali

Abrir publicación

The importance of being branded

Es muy frecuente observar emprendimientos bajo un nombre improvisado, hecho en una tipografía amigable o con un ícono simpático. Esto, si bien es suficiente para alguien que comienza, es funcional a corto plazo, está destinado a durar poco. Si queremos un negocio consistente, debemos darle una identidad pertinente. 

En estos momentos, es que introducimos el concepto de MARCA. Qué sería esto? Un nombre que identifica a tu empresa y/o producto, englobando ciertos atributos que le dan lo que nombramos anteriormente: una IDENTIDAD. Se trata de rasgos visuales, como la tipografía, la paleta de colores, el isotipoetc; y los rasgos conceptuales como sus valores, misión (qué hace) y visión (a dónde va). Es decir, cuestiones que diferencian a la marca de otras y que permiten que el público conozca la marca y empatice con ella.  

Pensá en la primera marca medianamente conocida que se te venga a la cabeza. Ahora imagina que valores representa para vos:
¿es profesional?  ¿es seria? ¿Es flexible? ¿Es comprometida?
Ahora pensá que pasaría si la marca te dice, por ejemplo“Tenemos un compromiso con el medioambiente” y te enterás que estuvieron contaminando un patrimonio público; se rompe la ilusión sobre la marca! Ya no es lo que esperabas, ya no es la marca que seguías, aunque el producto nada tenga que ver con la naturaleza, ya no representa la imagen que tenías en tu mente sobre ella.  

Si no construimos de forma coherente el universo de nuestra marca, es muy difícil fidelizar a los públicos. Las personas necesitan encontrar una marca que represente sus ideales, que los entienda y solucione sus necesidades. Nosotros presentamos una identidad y el público se construye una imagen fundada en sus percepciones, para que estas últimas sean positivas, lo que transmitimos debe ser congruente con lo que hacemos.  

Así, invertir tiempo y recursos en branding, es construir tu marca sobre bases sólidas y sostenibles. 

Autor: Paula Quiroga
https://www.linkedin.com/in/paulasofiaquiroga/